Pruebe sus frenos

Mexicodelia

Diego Altabás (1977)

COLECCIÓN: ARTE CALLEJERO || ISBN: 978-987-46408-5-7 || PÁGINAS: 202 || $260

Es el verano de 2002 y cuatro amigos dejan atrás la Argentina del crack financiero y político. En un viaje iniciático, van a buscar en México una vida como artistas callejeros, vagabundos de la noche, conejillos de Indias lisérgicos en el corazón de la selva o bajo los rayos calientes de una luz estroboscópica. Son pasajeros en trance de un desborde que ven de lejos, y en los caminos se irán topando con personajes inolvidables, amores fallidos, paisajes majestuosos, drogas psicodélicas y madrugadas dionisíacas agitadas por la fiebre raver.

Mexicodelia es una crónica de viaje que funciona como pintura de época, un diario de mochilero con rasgos de novela de aventuras, y es también el registro de un momento de quiebre para la clase media argentina. La sensibilidad y la precisión de la escritura de Diego Altabás convierten una experiencia de transformación personal en la puerta de entrada a un universo, el de un país abismal lleno de secretos, leyendas, impostores, santos y hechiceros.

El relato contiene también esa promesa de eternidad que nos atraviesa a casi todos cuando tenemos veinte años, la fantasía de un instante mágico que podría durar para siempre y el sabor agridulce de las despedidas, del regreso inevitable, la conciencia plena de un frenesí que se nos escurre entre los dedos como la arena blanca de una playa perfecta.

Pablo Plotkin

Asesor editorial Rolling Stone Argentina

Autor de “Un futuro radiante” (Literatura Random House, 2016)

Diego Altabás

Diego Altabás (1977) hoy es un periodista y emprendedor del ámbito cultural. Aprendió las artes del malabar en su juventud y no las abandonó. En el periodismo se especializó en temáticas de circo, teatro, nuevas tendencias escénicas, culturas urbanas y demás rarezas. Dirigió durante diez años la revista “Newton Las Pelotas!”, una publicación mítica en el sótano de la cultura editorial, a comienzos de la era 2.0. Colaboró en varias revistas como la Rolling Stone, THC, La Mano, Picadero, entre otras. Dice que durante esos años de ajetreo como periodista underground tuvo una revelación e invirtió los caminos. El hobby se convirtió en profesión y la escritura ocupó un lugar sin presiones.